Una bodega apuesta a la Ruta del Vino Turística de Tinogasta

Además de ofrecer sus variedades de vinos, inauguró un Centro de Visitas muy cálido y con vistas al paisaje Gigante tinogasteño.

La Bodega Velarma, bodega de origen de Catamarca, que surge del corazón de las montañas de Tinogasta, inauguró su Centro de Visitas e invita a los turistas a vivir una experiencia única, mientras se disfruta la vista de los picos más altos de la Cordillera de los Andes.

Este emprendimiento es una apuesta al crecimiento turístico de Catamarca, que cada vez más despierta el interés de viajeros locales y extranjeros; atracciones como el camino a los Seismiles, la cadena de montañas más alta de Argentina, que alcanza los 6000 metros de altura.

Las aguas termales y la Ruta del Adobe son algunas de las grandes curiosidades que atraen la atención de miles de turistas que visitan el noroeste argentino cada año.

En la inauguración estuvieron presentes, el Gerente General de Los Altos de Tinogasta, Diego Torrea y directorio, inversores, el secretario de Turismo y Cultura del municipio Marcos Stieb; el director de Turismo Tulio Robaudi, el Cura Párroco, presbítero Humberto Carrizo, referentes del Ministerio de Inclusión Digital y Programas Productivos de la Provincia, bodegueros locales e invitados especiales.

Diego Torrea, gerente general de Los Altos de Tinogasta de Bodega Veralma, expresó “estamos muy contentos porque hemos recibido turistas durante muchos años, siempre mostrando la parte productiva y decidimos pensar un lugar exclusivo para los ellos y para el sector local, que puedan disfrutar de nuestros vinos, degustar comidas regionales, y contemplar el paisaje que nos rodea”.

El lugar está pensado con elementos del diseño ancestral, se usaron las construcciones naturales, como el adobe para representar un camino que caracteriza como la Ruta del Adobe.

“Nosotros llamamos esto encuentro en Los Seismiles porque es lo que nos rodea, nos provee el agua con que regamos nuestros viñedos y olivares; y El Gigante Dormido que nos da un marco para contemplar los atardeceres únicos que ofrece Tinogasta”, comentó Diego Torrea.

En el local también se pueden adquirir productos regionales de la zona, aceitunas, pasas de uvas, nueces y una variedad de vinos de la casa.

Torrea dijo que este lugar pretende también ser una vidriera para los pequeños productores, “es una forma impulsar a la región y a la provincia, cuando el turista llega y puede comprar lo que hacemos, es una diferencia”.

Además de este espacio se puede recorrer los viñedos dentro de las líneas de las viñas, el sector productivo de vinos y aceites y concluir en este local preparado para disfrutar de la Bodega Veralma.

En la inauguración confluyeron invitados especiales, productores y también turistas. Pablo Doljanin, llegó desde el Partido de la Costa, San Bernardo; “nos pareció un hermoso emprendimiento, los vinos son exquisitos y deseamos lo mejor para el futuro de este lugar. Nosotros venimos del mar pero estar rodeados de viñedos y de la naturaleza es un placer que nos podemos dar”.

Desde el Municipio de Tinogasta, se viene trabajando en impulsar el desarrollo de estas propuestas. Marcos Stieb, secretario de Turismo y Cultura, destacó que “son pasos que vienen dando la parte privada que nosotros apoyamos y acompañamos, este tipo de lugares hace al crecimiento turístico. Si bien la bodega recibía turistas todo el año, esto es un complemento que va a redondear la experiencia que puedan llevarse quienes visitan el lugar”.

“Felicitamos a la bodega porque representa un combo de producción y turismo, que seguramente será muy bien recibido por los turistas y el público local. Está pensando en la Ruta del Adobe, tiene una calidez especial que representa nuestra identidad y las bellezas del valle tinogasteño”.

El secretario de Turismo, comentó que se está trabajando en el Portal de Ingreso a La Aguadita, con una especie de mural, que por las cercanías con la Bodega sumarán un nuevo atractivo y sobre todo distinción del lugar.

Un Valle Mágico

La vitivinicultura, es parte de la cultura nacional, es reconocida por la calidad de sus vinos, por su diversidad de regiones, su vasta extensión nos permite descubrir nuevos horizontes y redibujar el mapa vitivinícola y así sumar una nueva ruta del vino: La Ruta del Vino de la Provincia de Catamarca.

La Bodega Veralma está ubicada al oeste de la provincia, se encuentra en el departamento de Tinogasta, una localidad que guarda grandes tesoros. Entre ellos un valle mágico, una tierra venerada por nuestros ancestros 8000 AC, donde se cultivan vides y olivares.

Allí nace Bodega Veralma, una bodega elaboradora de vinos de alta gama que está rodeada de un imponente paisaje de montañas e invita a alcanzar los picos más altos de la Cordillera de Los Andes.

Desde el 15 de septiembre, la Bodega será escenario de una experiencia enoturística única, que atrapará el interés de quienes la visiten ya que podrán descubrir las características de una región desconocida en vinos de calidad.

Entre las actividades, se ofrece la posibilidad de recorrer los viñedos, visitar la bodega que elabora los vinos de alta gama de la Provincia de Catamarca y vivir el corazón de la fábrica de aceite de oliva.

Al finalizar el recorrido una degustación de vinos completa la experiencia. Además, para quienes quieran seguir disfrutando, el bar de vinos y tapas regionales invitan a disfrutar de la vista al “Gigante Dormido”, uno de los enclaves montañosos más altos de la provincia dueña de una misteriosa leyenda local.

Información de Turismo

Días y Horarios: lunes a sábados de 9 a 16hs

Reservas: turismo@bodegaveralma.com www.bodegaveralma.com

Contacto: +54 9 3834 33-2899 para Consultar programas y tipo de visitas.

Ruta 60, km 1331, Tinogasta, Pcia. De Catamarca, a sólo 7 km de la Ciudad de Tinogasta.

compartir

Puede leer

Educación: Trece Escuelas primarias tinogasteñas se sumaron a la Jornada Completa

La entrega de la Resolución ministerial que entregaron los representantes de Educación de la Provincia, …