«Un pasaje hacia el inframundo»: Fue descubierto bajo la Pirámide de la Luna en Teotihuacán

En MÉXICO. (mira el Video)

A pesar de toda la información que parece haber acerca de las civilizaciones antiguas, en realidad se sabe muy poco. Apenas en la segunda década del siglo XXI han emergido de la tierra algunas pistas fundamentales para dilucidar todo lo que fue esa asombrosa civilización que está debajo de nuestros pies.

La antigua ciudad de Teotihuacán, en México, tenía una población de alrededor de 125 000 habitantes en su apogeo, lo que la convirtió en uno de los centros más activos del mundo antiguo.

Nadie sabe a ciencia cierta por qué desapareció esta próspera civilización, pero el descubrimiento de un túnel secreto y un sótano debajo de la pirámide de la Luna en Teotihuacán, ha arrojado una luz sobre cómo las antiguas culturas mesoamericanas pudieron haber visto su destino final.

“Estas grandes ofrendas (ceremonias) son el núcleo sagrado de la ciudad de Teotihuacán”, Opinó Verónica Ortega, arqueóloga del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

“Todo el mundo lo ve como un santuario de la civilización, por lo que puede ayudar a desentrañar la relación entre esta antigua metrópolis y el resto de Mesoamérica”.

En un comunicado oficial en 2017, científicos del INAH y la Universidad Nacional Autónoma de México revelaron los descubrimientos bajo la Pirámide de la Luna, que se construyó en el siglo III.

Usando una técnica de imagen llamada tomografía de resistividad, que permite a los investigadores medir y mapear estructuras subterráneas, el equipo descubrió una cámara oculta de 15 metros de ancho (50 pies) a unos 8 metros (26 pies) debajo de la superficie.

No está claro para qué se utilizó, pero los investigadores creen que pudo haber sido algún tipo de tumba ceremonial sagrada.

Usando una técnica de imagen llamada tomografía de resistividad, que permite a los investigadores medir y mapear estructuras subterráneas, el equipo descubrió una cámara oculta de 15 metros de ancho (50 pies) a unos 8 metros (26 pies) debajo de la superficie.

No está claro para qué se utilizó, pero los investigadores creen que pudo haber sido algún tipo de tumba ceremonial sagrada.

Además de la habitación, el equipo descubrió un túnel que conecta esta habitación con la Plaza de Luna de la ciudad vieja, un posible pasaje al “inframundo” donde vivían los teotihuacanos según su creencia en el culto a la muerte.

Según Ortega, expediciones arqueológicas anteriores en la pirámide han revelado túneles que contienen esqueletos y posiblemente ofrendas: objetos hechos de piedra verde, incluidos collares y mosaicos.

“Así que no es difícil imaginar que algo como esto pueda estar bajo tierra”, dijo Ortega.

Si las excavaciones arqueológicas adicionales, (aún por confirmar) muestran que los túneles y pasadizos se usaron para entierros, sugeriría otra función para estas estructuras piramidales masivas, que se han estudiado durante cientos de años, pero aún guardan muchos secretos.

“Este descubrimiento confirmaría que los habitantes de Teotihuacán siguen el mismo patrón en sus magníficos templos y que su función principal era la de imitar al inframundo”.

De DIMENSIONALTERNA.NET

compartir

Puede leer

El Segundo Ránking tinogasteño fue para la cueca «Vamos pa’ Santa Rosa»

Su autor e intérprete es Hugo Rasgido, quién con mucha alegría considero que «esto tiene …