Pasaron 20 años de las denuncias contra el Cura Grassi hacia menores de edad

Llegó a tener 17 hogares distribuidos en todo país por los que transitaron más de 6.000 niñas y niños, y ante la opinión pública aparecía como un estandarte de la moralidad y la protección de esos chicos.

Al cumplirse 20 años de la emisión del programa periodístico que sacó a la luz los abusos a menores de edad del cura Julio César Grassi, los profesionales que ayudaron a las víctimas recordaron el caso como un «hito» en las denuncias de abuso infantil en la Iglesia a nivel mundial, pero también las amenazas que sufrieron en ese camino hasta la condena a 15 años de prisión del extitular de la Fundación Felices los Niños.

Enrique Stola, el psiquiatra que atendió a dos adolescentes víctimas del cura, sostuvo que el caso «fue un antes y un después no solo en las denuncias contra la Iglesia, sino también en los abusos que ocurren a nivel intrafamiliar. Se empezó a hablar en toda la sociedad del abuso sexual de las infancias».

El caso se destapó en una emisión del programa televisivo Telenoche Investiga el 23 de octubre de 2002, cuando se presentaron en horario central varios testimonios de trabajadores de la Fundación que denunciaban el abuso sexual a cinco niños y adolescentes de entre 11 y 17 años.

Por su parte, Stola dijo a Télam que entraron tres veces a su casa y hasta le dieron una paliza. «Era gente muy pesada la que rodeaba el cura», rememoró. Grassi comenzó con la Fundación Felices Los Niños gracias al subsidio de 4 millones de dólares y el terreno de 65 hectáreas en el actual partido bonaerense de Hurlingham (por entonces Morón) que le cedió en 1993, quien era ministro de Economía, Domingo Cavallo.

El cura llegó a tener 17 hogares distribuidos en todo país por los que transitaron más de 6.000 niñas y niños, y ante la opinión pública aparecía como un estandarte de la moralidad y la protección de esos chicos, lo que lo llevó a encabezar campañas de donaciones en estudios televisivos como los de Mirtha Legrand y Susana Giménez.

Además de Grassi, los curas Eduardo Lorenzo, Luis Anguita, Walter Eduardo Avanzini, Nicola Corradi, Horacio Hugo Corbacho y Armando Gómez son algunos de los eclesiásticos denunciados en la Argentina por abuso sexual.

Aunque no hay datos oficiales, Anne Barret Doyle, de BishopAccountability.org (Rendición de Cuentas para los Obispos), dijo en 2019 que «la cifra de curas acusados de abuso (en la Argentina) hoy llega a cerca de 100, pero sabemos que esto es una fracción pequeña del número real».

Y agregó: «Calculamos que podrían llegar a 1.300 los agresores sexuales dentro de la Iglesia argentina y eso se basa en la extrapolación de la relación entre los casos públicamente expuestos y los que la propia Iglesia se vio forzada a divulgar en países como Irlanda, Australia y Estados Unidos».

 

compartir

Puede leer

Multarán a los súper que incumplan con el programa “Precios Cuidados”

Se aplicarán sanciones en precios superiores a lo establecido, falta de stock y señalética del …