Mundial de Qatar 2022: Estados Unidos y Gales protagonizaron el primer empate mundialista

Estados Unidos comenzó ganando con gol de Weah a los 36 minutos del primer tiempo. Bale empató de penal en el segundo tiempo.

De dominado a un cambio de postura y de dicha modificación a un 1-1 muy festejado por obra y gracia de Gareth Bale. Así, en su regreso a un Mundial después de 64 años, Gales le empató a Estados Unidos, por la primera fecha del Grupo B. Tiñendo de rojo la mitad de las tribunas, los miles de apasionados seguidores galeses disfrutaron de una emocionante previa del juego con un himno nacional que llevaban 64 años aguardaban entonar. Al rodar la pelota, sin embargo, la atmósfera creada por la afición de los Dragones se desvaneció rápidamente bajo el dominio absoluto del combinado estadounidense.

Segunda selección más joven en Qatar, el ‘Team USA’ no solo quiere ganar experiencia para el Mundial que coorganizará en 2026, sino que quiere dejar huella con el talento de la nueva generación que lidera Christian Pulisic (Chelsea). Desde su habitual 4-3-3, los pupilos de Gregg Berhalter arrinconaron a un rival que, consciente de sus limitaciones técnicas, se replegó sin complejos a la espera de una ocasión a balón parado o a activar a Bale, que observaba el juego aislado en la banda derecha.

Antes de los 10 minutos, Gales se salvó en una inmejorable doble ocasión de los estadounidenses. Primero llegó un centro desde la derecha de Weah que Joe Rodon cabeceó en su propia portería, con la fortuna de que se dirigió al cuerpo del arquero. La misma jugada derivó en otra pelota al área galesa que Josh Sargent remató de cabeza al palo.

Estados Unidos siguió apretando y, tras un disparo alto de Sergiño Dest, encontró el primer gol en una acción iniciada por Pulisic desde el medio campo. El punta del Chelsea se fue en carrera de sus defensores y filtró un delicioso pase hacia Weah, que definió bárbaro ante la salida del arquero Wayne Hennessey. A sus 22 años, el potente extremo del Lille francés celebró a lo grande el gol en uno de los pocos escenarios que se le resistió a su padre George Weah, único ganador del Balón de Oro africano, quien nunca pudo clasificar a Liberia a una Copa del Mundo.

Abajo en el resultado, a Gales se le presentaba el peor escenario posible, forzado a avanzar líneas y conceder espacios a los veloces puntas norteamericanos. Rob Page, el técnico que sustituyó a Ryan Giggs tras sus acusaciones de violencia de género, introdujo en el campo al gigante Kieffer Moore (1,96m de altura) y ordenó un bombardeo sobre el área estadounidense. Ben Davies estuvo a punto de aprovechar uno de esos centros, pero su cabezazo lo despejó de forma espectacular el arquero Matt Turner.

Segundos después, Moore asustó de nuevo a los estadounidenses con otro remate de cabeza que salió alto. La fortuna le sonrió a Gales en una precipitada acción del central Walker Zimmerman, que derribó por detrás a Bale en el área. A ocho minutos del tiempo reglamentario, el ex jugador del Real Madrid colocó el empate con un zurdazo e hizo estallar de júbilo a su afición. Gregg Berhalter realizó numerosos cambios pero Estados Unidos ya no tuvo respuesta ante una Gales que incluso pudo lograr la victoria al contraataque.

De esta forma, el 1-1 deja a ambos con un punto en el Grupo B. El que comenzó un rato antes con la aplastante victoria de Inglaterra ante Irán, por 6 a 2.

compartir

Puede leer

Liga Senior de Básquet de la Capital: Juventud Unida de Tinogasta logró el Bicampoenato

Este sábado en cancha de Hindú Bástquebol de Catamarca, venció ajustadamente en la final a …