Los gobernadores norteños lograron vencer a la grieta que divide al país

Contra muchos pronósticos y más allá de los colores políticos, el Norte Grande se afianzó institucionalmente.

En un contexto político en el cual la actividad parlamentaria se encuentra virtualmente paralizada por las diferencias que existen entre el oficialismo y la oposición, el grupo de diez gobernadores de distintos signos políticos que conforman el Consejo Regional del Norte Grande han logrado superar la grieta y marcan un camino a futuro.

Así lo perciben los mandatarios de esta región, luego de un año de trabajo conjunto que incluyó misiones al exterior en búsqueda de inversiones privadas y financiación para las obras de infraestructura.

“Tenemos un Norte. Un Norte Grande. Una Argentina unida y federal”, es el principal lema de los mandatarios provinciales que le dieron impulso a una iniciativa que data del tratado interprovincial de 1999 que unificaba la región del noroeste (NOA) y nordeste (NEA) argentino en el Norte Grande, que está integrado, además de Catamarca, por las provincias de Santiago del Estero, Tucumán, La Rioja, Salta, Jujuy, Formosa, Chaco, Misiones y Corrientes.

Para despertar del letargo y activar este organismo, en su documento refundacional, que se puede ver en su sitio web -nortegrande.net.ar-, los gobernadores establecieron que pretenden “ser protagonistas de la recuperación de la República Argentina de la mano de la producción, el empleo y las exportaciones, curando las heridas del pasado, corrigiendo las asimetrías del presente y construyendo el destino común de un futuro venturoso”.

A diferencia de muchas otras ocasiones, estas buenas intenciones no quedaron en el aire ni olvidadas en un papel ni en una foto, sino que durante el 2021 tuvo sus encuentros y avances con las primeras reuniones de los equipos técnicos que representan a cada provincia y de sus gobernadores, bajo la presidencia pro tempore del chaqueño Jorge Capitanich.

Al término de ese año lo sucedió el mandatario de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, cuya tarea fue reconocida por el propio presidente Alberto Fernández, quien destacó “la labor de los gobernadores unidos de la región” durante su discurso en un acto que se llevó a cabo la semana pasada en la capital de esa provincia.

También el ministro de Interior, Eduardo ‘Wado’ de Pedro, ponderó “el funcionamiento de gobernadores que piensan distinto”, tras recordar que en uno de los viajes que acompañó a los mandatarios, les presentaron al Banco Mundial en Estados Unidos, un estudio de esa cartera con las obras de infraestructura necesarias para el desarrollo de la región y el detalle de los recursos correspondientes.

En esas reuniones en el mes de septiembre, también con la Corporación Financiera Internacional (IFC) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), se presentó un importante relevamiento de 847 obras, para las cuales se estima un monto de 41.000 millones de dólares, por lo que los gobernadores plantearon un diseño de financiación de 30.000 millones de dólares en 15 años, o sea 2.000 millones por año.

Apoyo del Banco Mundial

Tras la misión, el Banco Mundial (BM) manifestó, a través del Ministro del Interior, su acompañamiento al Norte Grande, a través de un plan plurianual con ejes en conectividad e infraestructura social, que deberá ser presentado ante el directorio del BM, en junio del 2023.

Junto a De Pedro, el otro funcionario nacional que le abrió su despacho en la Casa Rosada y participó de varias asambleas de mandatarios fue el jefe de Gabinete, Juan Manzur, que es un nexo natural de los gobernadores con la Nación por su condición de mandatario de Tucumán en uso de licencia.

Para Zamora, “no existe un federalismo si no es con una inversión y una mirada conjunta, en bloque por encima de cualquier cuestión subalterna”.

Lejos de las discusiones entre los gobernadores oficialistas con el jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, y la Corte Suprema de Justicia de la Nación por la distribución de los recursos coparticipables, el G10 del Norte Grande evita caer en esas disputas para no obstruir el funcionamiento y hasta ahora lo logró.

Al detallar las pertenencias políticas, desde el Norte Grande se esfuerzan por aclarar que “se conforma un espacio de diversidad política, un lugar donde toda la energía está puesta en resolver los problemas regionales”.

El mapa político del Norte Grande tiene a dos radicales Gerardo Morales (Jujuy) -presidente de la UCR- y Gustavo Valdés (Corrientes); los justicialistas Capitanich, Gildo Insfrán (Formosa), Raúl Jalil (Catamarca), Ricardo Quintela (La Rioja) y Osvaldo Jaldo (Tucumán); y de fuerzas provinciales como Gerardo Zamora (Santiago del Estero, de origen radical alineado con el kirchnerismo), Oscar Herrera Ahuad (Misiones) y Gustavo Sáenz (Salta).

Balance anual 

En 2022 se realizaron ocho asambleas y a modo de balance, los mandatarios destacaron la inclusión de financiamiento para el Norte Grande en el Presupuesto 2023, en el cual se incorporó un artículo que se refiere al programa del Corredor Bioceánico, con el objeto de establecer un mecanismo de asistencia con fuentes de financiamiento nacional e internacional de carácter plurianual y de largo plazo.

También se alcanzó un subsidio al transporte público de pasajeros con la asignación de 85 mil millones de pesos para el Presupuesto 2023 como piso para “corregir las asimetrías” entre jurisdicciones.

Otro de los temas más reclamados fue la tarifa energética diferencial, por lo que las provincias de la región norte del país tendrán una segmentación con proyección diferencial por altas temperaturas en el marco de la eliminación de subsidios programados.

compartir

Puede leer

“Le pegué unas pataditas en la cola”: la confesión de la madrastra de Lucio Dupuy sobre los momentos antes de la muerte

El miércoles 7 de diciembre, en la audiencia número 14 del juicio por el cruel asesinato de Lucio Dupuy -el …