‘Las Fotos de Emilio’

Son postales de Tinogasta del pasado y que sabemos disfrutan nuestros lectores en cada publicación de nuestro portal de Noticias. Esta es la entrega N° 118.

Un tiempo y varios momentos que nos lleva en estas simples fotos, a revivir parte de una historia pasada. Recopilación que el Profesor, Escritor e Historiador, Carlos Emilio Garnica, nos permite compartir con nuestros lectores.

Aquí más imágenes de una colección de momentos y lugares que ilustran la vida de años pasados de éste querido suelo ‘tinogasteño’, en la que ustedes también si lo desean, crearán su propio álbum o archivo de fotos inolvidables.

Grandes recuerdos llenos de nostalgias en un recorrido fotográfico verdaderamente de Colección.

Un año más estamos agradecidos contigo estimado Profe por este gran y valioso aporte. Como lo venimos sosteniendo a lo largo de estos años, ¡Gracias Emilio! Por compartir tú trabajo. Así de simple y sencillo. Así de “tan tinogasteño”.

LAS FOTOS DE EMILIO

Año 1.986 cuando la denominación de la actual E.P.E.T. Nº 3, se llamaba E.N.E.T. N°1 «Telésforo Chanampa», se encontraba cumpliendo sus Bodas de Oro, Don Tomás Murúa expresaba en su mensaje: «Me pregunto qué hicimos de todo esto que conforma la cultura de un pueblo, solamente prepararlos para que enriquezcan con su talento, su inteligencia y su servicio a otros suelos más fecundos para sus justas aspiraciones». Hoy su mensaje perdura.

El ‘Oratorio de Los Orqueras’, es uno de los monumentos históricos más valiosos que se encuentra en Tinogasta, como mudo testigo de la presencia de Dios desde los comienzos de los moradores. Su historia se remonta al año 1713 en plena dominación española cuando dos mujeres que eran Manuela y Martina Asiaris, viajan desde Chuquisaca (Bolivia) a Catamarca, dirigiéndose a El Puesto; las dos damas traían consigo una imagen de la Virgen del Rosario, un Cristo Crucificado, un diminuto San Antonio y un cuadro al óleo de la Santísima Virgen amamantando el niño Jesús, que en la actualidad se encuentra muy deteriorada, difícil de restaurar. El Oratorio fue lugar de recogimiento religioso de los puesteños hasta la construcción de la Iglesia de la Virgen del Rosario de Andacollo.

Las hermanas Ocampo, grandes personas fueron caracterizadas artesanas de los Telares. Sus trabajos eran de primera calidad y reconocidos por los vecinos de nuestro Tinogasta.

compartir

Puede leer

«El Aguinaldo»: Las fechas para empleados públicos de la Provincia

El Ministerio de Hacienda Pública informa que el pago de la segunda cuota del Sueldo …