Causa Báez Sosa: El principal acusado expresó que «un policía dijo ‘ustedes mataron a un pibe’. Me puse a vomitar porque no lo creía»

Máximo Thomsen pidió la palabra para referirse a la agresión que provocó la muerte de Fernando Báez, en la tercera semana del juicio por el crimen.

Hoy en el tribunal de dolores se dio la declaración de uno de los rugbiers acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa. Máximo Thomsen pidió hablar y fue el segundo en romper el silencio. Lo hizo después de escuchar declarar a su mamá, Rosalía Zárate.

En su testimonio, Thomsen manifestó: «Dicen que yo organicé, que soy el líder, y yo me metí a pelear porque era una persona contra muchos. Era una ronda y mi amigo, un amigo me tocó y me dijo basta. Y ahí vi que ya nadie estaba golpeando, me di la vuelta para ver que venían mis amigos y me fui».

Posterior a esto, Thomsen relata que volvió al departamento que estaban alquilando y que se fue a cambiar de ropa ya que tenia la camisa «rota». «Cuando llegaron los demás empezaron a comentar de la pelea. A lo último llega otro y dijo ‘che, creo que terminó mal’ y yo digo ‘no, ¿cómo? Como justo nuestra pelea va a ser si fueron solo segundos'», remarca el acusado contando el momento de la llegada de otros rugbiers.

Mientras lloraba, el rugbier acusado de darle la patada mortal a Fernando expresó: “Quiero pedir disculpas porque jamás en la vida se me hubiese ocurrido tener intenciones de matar a alguien”.

En un momento, el tribunal le mostró el video de la golpiza y le preguntó si ubicaba a alguno de sus amigos, pero Thomsen no quiso acusar a nadie. “No voy a responder por otra persona. Hoy en día, por todo lo que vi, el que está en el piso es la víctima. Yo cuando entre a la ronda, lo único qué pasó es que recibí el golpe y pegué una patada o dos. No sé si le pegue a Fernando, no recuerdo a quién le pegué ni cómo. En el momento estaba en shock”, contestó.

EL ARRESTO AL SIGUIENTE DÍA

“Me acuerdo que nos levantan no sé a qué hora, diciendo que estaba la policía afuera. Salí tercero y cuando estaba por salir el último la policía dijo ‘son ellos’, y nos tiraron al suelo ahí”. “Tomé conocimiento de la muerte al otro día, porque el 18 cuando estábamos en el suelo nos dijeron si sabíamos qué había pasado y un policía dijo ‘ustedes mataron a un pibe’”, recordó.

En su cabeza, no era posible lo que les decían los oficiales: “Me puse a vomitar. No lo podía procesar porque no lo entendía. Yo en ese momento no presté atención a si Fernando se movía”.

compartir

Puede leer

“Le pegué unas pataditas en la cola”: la confesión de la madrastra de Lucio Dupuy sobre los momentos antes de la muerte

El miércoles 7 de diciembre, en la audiencia número 14 del juicio por el cruel asesinato de Lucio Dupuy -el …